Un día clave para la suerte de JOH en el juicio de Nueva York

Compartir este artículo

El octavo día del juicio contra el ex Presidente Juan Orlando Hernández en Nueva York es clave para la suerte que correrá en su acusación de tres delitos relacionado con el tráfico de drogas.

Hoy terminó de testificar Devis Leonel Rivera Maradiaga quien se fue dejando nuevos nombres de políticos sobornados. Dijo que sobornó al ex aspirante presidencial del Partido Liberal y actual diputado al Congreso Nacional, Mauricio Villeda, a quien le entregó entre 200 a 250 mil dólares sólo que no recordaba a cambio de qué.

También manifestó que sobornó a Carlos Zelaya, actual Secretario del Congreso Nacional y miembro del partido Libertad y Refundación, Libre. Dijo que, a Carlos Zelaya, hermano del ex Presidente y actual asesor presidencial Manuel Zelaya, le entregó entre 100 mil y 200 mil dólares a cambio de entregarle los documentos de unas propiedades que le habían sido incautadas al narcotraficante Carlos Arnaldo Lobo, “El Negro” Lobo, que era su socio. “El Negro” fue el primer narco extraditado de Honduras hacia Estados Unidos.

El abogado defensor de JOH, Raymond Colón, le preguntó que, si se había entregado a la DEA por temor a ser extraditado, Devis Leonel Rivera Maradiaga respondió que no. “No temía ser extraditado porque por eso sobornada a políticos, policías y militares. Los políticos me cumplieron, nadie me capturó en Honduras y no fui extraditado, yo me entregué a la DEA”, relató “El Cachiro”.

Ex pareja de “El Porky”

Tras el testimonio de Devis Leonel Rivera Maradiaga, la Fiscalía llamó a un nuevo testigo. Se trata de una mujer que fue llamada Andrea Santos (nombre ficticio), quien era pareja sentimental de Yulan Adonay Archaga Carías, más conocido como “El Porky”.

Ante las consultas de la Fiscalía, Andrea Santos contó que está solicitando asilo en Estados Unidos y que no ha regresado a Honduras ni piensa hacerlo por miedo. Relató que fue la pareja sentimental de “El Porky” por un año. Dijo que era el líder de la Mara Salvatrucha, MS-13.

Santos dijo que en Honduras vivía en San Pedro y se dio cuenta que “El Porky” pertenecía a la Mara Salvatrucha por las señas que vio en una fotografía. Aseguró que en una ocasión le ayudó al líder de la MS a empaquetar droga, se trata de crack. 

La mujer fue llamada a testificar con el fin de reconocer las voces que se escuchaban en cuatro grabaciones de llamadas que la Fiscalía tenía en su poder que vinculaba a otros miembros de la MS.

En dichos audios, se escucha que Yulan Adonay Archaga Carías, conocido como “El Porky”, habla con otra persona de apellido Campbell y alguien llamado Anwar. Platican sobre las rutas del ex Jefe de la Policía Nacional Preventiva, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, de Juan Orlando Hernández, hablan de dinero y del tráfico de drogas.

Agente Especial de la DEA

Por la tarde del jueves, también testificó un agente especial de la DEA de nombre Daniel McNamara quién explicó las conversaciones recabadas de los audios que le fueron grabados a “El Porky”, David Campbell y Anwar. 

También algunos datos electrónicos de varios narcotraficantes que fueron extraídos de varios teléfonos móviles, portátiles y cuentas electrónicas como Instagram, Google, Waze, entre otros.

Según detalló el especialista de la DEA, la información obtenida da cuenta que varias llamadas hechas a Casa Presidencial de “El Porky” y hasta la visita de narcotraficantes como Geovanny Fuentes Ramírez que estuvo en Casa Presidencial en 2019.

Llegó Fabio Lobo

Al banquillo de los testigos llegó a sentarse Fabio Porfirio Lobo Lobo, el hijo del expresidente Porfirio “Pepe” Lobo, quien señaló que tanto Juan Orlando Hernández como su padre, fueron sobornados por el narcotráfico.

Fabio dijo que mientras su padre se desempeñaba como presidente, él comenzó a participar en el narcotráfico, donde conoció a políticos en Honduras e identificó plenamente al acusado, a quien conoce con el apodo de “JOH” y con quien dijo tuvo una relación “muy cercana, sumamente personal”.

Según Fabio Lobo, conoció a JOH a principios de 2002, cuando él era juez penal y aseguró que lo sobornó en dos ocasiones sin dar todavía todos los detalles de dichos sobornos.

El octavo día del juicio terminó con una declaración directa de Fabio Lobo al confirmar ante el Jurado que su padre sí estuvo involucrado en discusiones sobre el lavado de dinero de Los Cachiros y también fue sobornado. El noveno día del juicio iniciará con Fabio Lobo sentado en el banquillo de los testigos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *